Tang Lang Chuen

El Tanglang Chuen, o estilo de la Mantis Religiosa, se caracteriza por su fuerza, agilidad y rapidez, combinando en todo momento manos y pies, dificultando de este modo al oponente el seguimiento del ataque. Por ellos, su práctica incrementa la capacidad de auto-defensa. El estilo de la Mantis tiene sus orígenes en la provincia de Shangdong, famosa por ser la cuna de grandes eruditos como Confucio o Lao Tse, entre otros. De igual manera, varios estilos superiores de Kung Fu han nacido y evolucionado en esta región.

 

La historia del estilo Mantis se remonta a hace aproximadamente 4000 años. La primera referencia escrita se encontra en el libro de Estrategias Militares, Liu Tao, escrito por el Primer Ministro Chang Tai-Kong, para satisfacer la curiosidad del Emperador Chuo Wun-Wang (1232-1135 AC). Aquí se menciona que la guardia imperial recibía instrucción del estilo Mantis.

 

Sin embargo, el estilo Mantis tiene una historia incierta antes del año 1640 de nuestra era. De hecho, esto es algo común a muchos estilos de Kung Fu, debido a la invasión manchú ocurrida en este período. Queriendo acabar con la cultura y la historia previa de la población Han, los manchúes trataron, a su llegada, de eliminarlo todo, incluyendo el Kung Fu. En aquella época, los conocimientos de Artes Marciales estaban casi siempre en manos de generales y militares, lo cual llevó a numerosos conflictos entre éstos y los invasores manchúes. Con la eventual victoria manchú, se optó por cambiar los nombres a muchos estilos y técnicas para ocultarlos y de este modo poder preservarlos. El famoso Templo Shaolín hubo de cambiarse el nombre, ya que los miembros de esta orden eran considerados rebeldes. No es hasta aproximadamente el 1644 DC que la historia de las Artes Marciales puede retomarse con claridad, y no hasta el 1912 DC que los nombres originales vuelven a utilizarse.

 

El fundador de lo que hoy conocemos como estilo Mantis, Wang Lang, nació aproximadamente en 1622. Durante la invasión manchú en 1644, su familia murió, aunque él logró escapar refugiándose en el Templo Shaolín. Contrariamente a lo que se cree, su instrucción en Kung Fu no empezó en el templo, sino que ya había recibido instrucción de su padre, Wang Man-Tang, quien ostentaba un alto rango militar. En el Templo, Wang Lang continuó su estudio de Artes Marciales junto al monje Shan Ta-Su. Cuando el Templo Shaolín fue destruido, Wang Lang logró, una vez más, escapar milagrosamente de los manchúes, volviendo a su tierra natal de Shandong y buscando refugio en el Templo Taoísta de San Shen Kong, en el monte Lao (Lao Shan).

 

Wang Lang, basándose en este libro, compiló los 17 mejores sistemas de la época, incorporándolos a la técnica que él mismo había desarrollado observando a una Mantis Religiosa en combate y uniendo a ésto el trabajo de piernas del estilo Mono (“Manos de Mantis – Pies de Mono”). La combinación de estas 18 técnicas conforman los fundamentos del estilo Mantis tal y como es conocido hoy día.

 

A lo que Wang Lang comenzó a enseñar y el estilo fue pasando de generación en generación, éste comenzó a evolucionar, dando lugar a sub-estilos. Los principales conocidos hoy en día son el  Chishing Tanglang (Mantis de Siete Estrellas), Meihua Tanglang (Mantis de Flor de Ciruelo), Papu Tanglang (Mantis de Ocho Pasos), Liohoe Tanglang (Mantis de las Seis Direcciones) y Pimen Tanglang (Mantis de la Puerta Secreta).

 

El Maestro Su Yu-Chang ha estudiando y profundizando en los cinco estilos de Mantis por más de 40 años junto a sus maestros, siendo el único Maestro capaz de reunir  de nuevo los estilos más originales del sistema Tang Lang Chuen desde su creación