Tai Chi Chuan

 

El Tai Chi Chuan es un estilo de arte marcial chino que consiste en series encadenadas de movimientos circulares y armónicos como los movimientos circulares del Universo.

 

Hasta donde se sabe, Chen Wan Ting creó el Tai Chi en la villa de Chen en el siglo XVII. Originalmente, el Chen Tai Chi Chuan tenía cinco formas, las cuáles eran pasadas de generación en generación sólo por la familia Chen, un tesoro cuyos secretos raramente eran enseñados fuera de la família.

 

Cuenta la historia que alrededor del año 1.800 un señor llamado Yang Lu Chang que vivía en Peking fue a Ho Nan para conocer un estilo en el cual estaba interesado, el Tai Chi Chuan. Los conocedores de este estilo, la familia Chen, no quería enseñar a extraños y únicamente transmitía sus conocimientos a los miembros de su família. Fue por eso que Yang Lu Chang llegó a la casa del Maestro, Cheng Chang Xing y se ofreció para trabajar en su casa como sirviente, siendo aceptado. Estuvo trabajando durante diez años y mientras trabajaba observaba las prácticas de Tai Chi Chuan y secretamente las practicaba el sólo. Durante una ausencia del Maestro Cheng y sus familiares, Yang Lu Chang tuvo que demostrar sus habilidades para defender los intereses de la família Chen, desvelando así su secreto. A su regreso el Maestro Cheng le pidió explicaciones de lo ocurrido, y Yang Lu Chang le abrió el corazón y le explicó de forma muy sincera cuales habían sido sus intereses. Se reconoció culpable y pidió ser castigado, ante lo cual el Maestro Cheng se sintió conmovido por el buen corazón y sincero interés que había mostrado Yang, al estudiar secreta y pacientemente durante diez años y le hizo alumno suyo.

 

Después de aprender todos los secretos del Tai Chi Chuan, Yang Lu Chang regresó a Peking y se puso a enseñar el estilo de Kung Fu de la familia Cheng. Había por entonces numerosos ricos y obesos personajes del gobierno que querían estudiar pero que no tenían ni la fuerza ni las condiciones físicas para aprender el Chen Tai Chi, por lo que Yang creó un estilo más suave para ellos, ese estilo es el Yang Tai Chi Chuan. Quedaron así dos estilos principales, uno fuerte, el Chen Tai Chi Chuan y otro más suave, el Yang Tai Chi Chuan.

 

Así pues, este estilo, es el que obtuvo Yang Lu Chang quitando las partes más difíciles y fuertes del Tai Chi de la familia Chen. Este es el que llegó a los Maestros Liu Yun Chiao y Su Yu-Chang

 

El estilo que enseña el Maestro Su todavía conserva posturas bajas, patadas y movimientos de cintura que han desaparecido en la mayor parte de las formas de Yang Tai Chi que hoy en día se practican; esto es debido al hecho de que ha sido transmitido por grandes Maestros de Kung Fu prácticamente desde su origen. En definitiva, podemos decir que todo el Tai Chi Chuan viene del estilo Chen.

 

El Maestro Su aprendió Chen Tai Chi del Maestro Liu Yuen Chiao, quien allá en los años 50 se dirigió a una fábrica de material militar para ver si podía conseguir una espada de metal. En la fábrica encontró a un hombre de unos 70 años que le preguntó la razón por la que quería tener la espada. El Maestro Liu le respondió que estudiaba Kung Fu y la necesitaba para su práctica. El hombre le preguntó si sabía Tai Chi y allí mismo el Maestro Liu realizó el esquema de 108 movimientos. Eso alegró mucho a aquel hombre y su vez hizo un esquema que Liu reconoció como Chen Tai Chi, un estilo que conoció en su juventud en una escuela militar con Chen Fa-Ke (1887-1957) que era un gran experto en Chen Tai Chi Chuan. Aquel hombre cuyo nombre era Tu I Sai le dijo que había estudiado con Chen Ting-Xi, que era el padre de Chen Fa-Ke. El Maestro Liu indicó que en el esquema que había realizado faltaba fortaleza en algunos movimientos y el Maestro Tu le pidió al Maestro Liu que le indicara en cuales, a lo que accedió. Tiempo después le llevó a sus alumnos Su Yu-Chang, Adam Shu y Yin Si-Su para que aprendieran el Chen Tai Chi Chuan del Maestro Tu. Una vez que lo hubieran aprendido les indicó los movimientos fuertes.

El Maestro Su aprendió la forma antigua de 81 movimientos de Chen Tai Chi que corresponden a los 81 versos del Tao Te King (Lao Tse), aprendiendo además el esquema Pao Chuen (puño de cañón).

 

La práctica física es realizada de forma lenta. Los movimientos del Tai Chi Chuan hacen trabajar todas las articulaciones y músculos del cuerpo; es muy beneficioso para la columna vertebral y su práctica realiza un masaje de los órganos internos.

El Tai Chi Chuan es externamente suave e internamente muy fuerte. Combina ejercicios físicos con ejercicios respiratorios donde se exhala el aire viciado y se inhala el fresco: se suda desde adentro por generación de calor sin que el corazón se acelere ni la respiración se agite. También puede servir para defensa personal.

 

La edad y el estado de salud no son impedimentos para quien desee comenzar a practicar Tai Chi Chuan. La mayoría de la gente adquirimos posturas físicas equivocadas y hábitos errados al respirar, comer, caminar y muchas otras cosas, a causa de la inadvertencia. Al practicar Tai Chi Chuan la postura se endereza y se centra, lo que puede ser trasladado al caminar, sentarse o escribir, obteniéndose así grandes beneficios.

 

Si se aprende a respirar profunda y contínuamente como enseña el Tai Chi Chuan el pensamiento se calma y la persona se vuelve menos angustiada. El Tai Chi Chuan potencia la coordinación y el equilibrio, eleva el tono vital del individuo mejorando su resistencia a las enfermedades. También mejora la concentración ya que en el Tai Chi Chuan el movimiento de las manos es seguido por los ojos, y el fluir de las posiciones del cuerpo por el pensamiento entrenando a la mente para que no vague de un sitio a otro y unifique su actividad.

 

La práctica del Tai Chi Chuan conduce a saber que uno es el eje en torno al cual se hacen círculos para buscar todas las cosas del mundo. Todos sus movimientos son para llegar a saber como circula la energía en los diferentes órganos y en el propio cuerpo.